LIDERAZGO INTEGRAL: 5. Cómo iniciar una conferencia

18 de agosto de 2011

5. Cómo iniciar una conferencia






Así como al interactuar con una persona nos preocupamos por causar una buena primera impresión, al exponer es importante generar un impacto positivo desde el comienzo. Un auditorio interesado en el tema es un auditorio que aprende, que participa, que recuerda con agrado tu conferencia. Además de lo anterior, es importante también presentarse adecuadamente y saber introducir el tema.




¿Quién eres y por qué estás exponiendo?

Mencionar aspectos básicos como tu formación académica y profesional te confiere credibilidad. En ese momento pasaste de ser un completo desconocido a una persona con autoridad en el tema y si tubjetivo es persuadir tendrás menos inconvenientes.

El por qué expones es otro recurso. Si es relevante puedes compartir con el público las razones por las cuales estás ahí o por qué escogiste ese tema en particular.

Tip para estudiantes: Nunca digas: "El tema que a me tocó/me asignaron es...". ¿Te pusieron un revólver en la cabeza para que expusieras un tema que ni siquiera  ti te interesa? En lugar de eso utiliza una sencilla introducción como "El tema que vamos a tratar hoy es...."



Empieza con preguntas

Las preguntas estimulan la creatividad, de ahí que sea un excelente recurso para que el público enfoque su mente en lo que vas a exponer.

Puedes usar preguntas para determinar qué tan instruido está el auditorio"¿Alguien aquí sabe qué es coaching? Levanten la mano aquellos que han escuchado algo sobre el tema....Ok, empecemos por unas cuantas definiciones...".

Otro tipo de preguntas pueden ser de corte motivador y entusiasta: "¿A quiénes nos gusta ganar dinero? ¿A todos verdad? ¿Y a quienes les gusta ir a trabajar, tener un jefe y cumplir horarios? Pues bien, la inversión es uno de los mecanismos.....".

Un tercer grupo pueden incluir datos curiosos: "¿Sabías que hay más personas que le temen a hablar en público que a la misma muerte?"




Contacto con el público

Este es un recurso muy similar al anterior, con la diferencia de que en este buscarás respuestas particulares (en el otro podías apelar a la preguntas retóricas). En lo posible mézclate con el público para que puedan tomar el micrófono.

Con respecto al tipo de preguntas vale la pena una aclaración: No necesariamente tienen que ver con el tema. Puedes preguntarles simplemente por qué decidieron ir a la conferencia, de dónde son, quién los invito, si están convencidos de la inversión en el seminario, etc.




Anécdotas

Un principio básico para establecer un clima de confianza con otras personas es empezar a hablar de ti, que te conozcan y puedan hablar también de sus propios sueños, miedos, etc. Las anécdotas cumplen esa función a través de aquellas que apelan al sentido del humor o las están directamente relacionadas con el tema.



El sentido del humor

Ésta es un arma de doble filo. Si ya conoces al auditorio y tienes plena confianza puedes empezar con una broma o una chiste, pero es algo que pocas veces recomiendo porque sí el auditorio no la asimila habrás dado un paso en falso. Para hacer reír a un grupo es importante entender que se trata de un efecto contagio, es decir, si el de al lado se ríe yo me río, de lo contrario me sentiré mal por ser el único que suelta la carcajada. Incluso si tienes preparada una buena broma podrías estar en apuros si la primera fila no logra "contagiar" a la siguiente.



Otros recursos

Una vez que te has presentado y luego de la diapositiva con el contenido del tema puedes hacer una pausa antes de entrar en el tema. Puedes citar personajes famosos, proyectar algún video o una serie de imágenes, e incluso proponer una dinámica grupal antes de pasar a la teoría. La creatividad no tiene límite.



Ir al Inicio de Cómo hablar bien en público



Carpe Diem! 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

1 comentario:

  1. son muy buenas sugerencias y si han funcionado gracias :D

    ResponderEliminar