LIDERAZGO INTEGRAL: Estilos de Liderazgo Interpersonal

20 de enero de 2012

Estilos de Liderazgo Interpersonal






Aunque la clasificación de los tipos de líder en la literatura es muy extensa y variada, hoy quiero hablar de cuatro estilos particulares enfocados particularmente con la forma en que un ejecutivo se relaciona con las demás personas.




El Experto

Son los individuos con mayor capacidad desde lo técnico. Se orientan hacia los resultados y le dan prioridad a la estrategia corporativa. Son muy inteligentes, experimentados y enérgicos.

Sin embargo, al entrar en el terreno de lo persona parece andar sobre arenas movedizas. Se muestra duro, como quien no deja ver su lado vulnerable y en general se caracteriza por ser impaciente, poco compresivo y deja poca libertad de acción para los demás.

Hacerles preguntas o entablar una conversación es toda una odisea para los subalternos, quienes lo suelen percibir como intimidante y poco dado a escuchar las opiniones de los demás.



El Participativo

Este tipo de liderazgo está caracterizado por darle un espacio a la retroalimentación. Son pacientes, colaboradores y creadores de un excelente clima laboral.

Sus debilidades van por el lado de los requerimientos de la organización. Su carácter pasivo y calmado los hace vulnerables a las situaciones que requieran tomar decisiones rápidamente o arriesgarse en términos de innovación. No son los apropiados para estrategias explosivas o romper esquemas.



El Carismático

La personalidad carismática es uno de los elementos claves en la persuasión, al momento de negociar y de construir relaciones interpersonales. Este tipo de liderazgo es inspirador, generador de compromiso y enmarcado dentro de una calidez y sentido del humor pocas veces visto en los altos niveles de las jerarquías.

Por otra parte, enfrenta dificultades en los procesos relacionados con la planeación y ejecución de un proyecto. Es decir, son perfectos para cerrar una venta o resolver conflictos gracias a su astucia y calidez, pero les cuesta trabajo todo aquello relacionado con la realización de informes y la definición y consolidación del rumbo a seguir.



Orientado a la gente

Estos son verdaderos imanes de gente. Su preocupación genuina por los intereses de los demás los hacen acreedores de una lealtad envidiable. Apoyan, motivan y comprenden a sus subalternos, lo que los convierte en el tipo de jefes con los cuales los empleados sienten gusto para trabajar.

Sin embargo, al enfocarse en lo personal tienden a descuidar el pensamiento estratégico. Su gestión suele darle prioridades a las necesidades del personal y retrasa la ejecución de proyectos que demandan una actitud más proactiva. Son hábiles en el terreno de lo informal, por lo que prefieren canales de comunicación desestructurados y no son muy dados a la astucia requerida en los procesos de negociación.



Carpe Diem!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada