16 de febrero de 2012

Cómo Saber Qué Temperamento Tienes






No es suficiente con leer cualidades y defectos de los cuatro temperamentos para determinar cuál se acomoda más a tu forma de actuar. Como complemento a esa idea inicial que ya te formaste, te dejo con tres grupos de preguntas para que evalúes con mayor precisión tu reacción frente a los estímulos exteriores y cómo lo hace cada temperamento.



Las preguntas

Se trata básicamente de determinar cómo reaccionas frente a estímulos como un halago, una ofensa o cualquier acontecimiento que genere una impresión significativa. Cada temperamento responde de y guarda con la impresión de manera diferente. Por eso puedes identificar personas que no reaccionan en lo absoluto frente a un insulto, pero jamás lo olvidan, mientras que otros reaccionan inmediatamente pero son capaces de perdonar con facilidad.


1 - Ante los estímulos exteriores, ¿reaccionas con rapidez y fuerza, o con lentitud y calma? ¿Cómo reaccionas inmediatamente?

2 - Luego del estimulo cuál es tu tendencia: ¿obrar de manera rápida e impulsiva o esperar que el ambiente se calme?

3 - Cuando recuerdas el estímulo vuelves a experimentar las emociones con facilidad? ¿Permanecen los recuerdos en el largo plazo o los pasas por alto rápidamente?



Los Temperamentos


Colérico: Se emociona fácilmente y su reacción es igualmente rápida e impulsiva. El estímulo permanece durante mucho tiempo


Sanguíneo: Reacciona casi igual que el colérico, pero a diferencia de este después de un tiempo el recuerdo del estímulo no logra inducir a nuevas emociones.


Melancólico: Es poco reactivo y muchas no se deja afectar por eventos externos. Sin embargo, el recuerdo dura bastante, por lo que es característico de este temperamento la tristeza o el rencordurante largos períodos de tiempo.


Flemático: Su naturaleza es muy tranquila, por lo que los estímulos casi nunca lo inducen a actuar con rapidez y tampoco deja que le afecten en el largo plazo.




Para cerrar con esta mini serie, en el próximo post veremos las principales combinaciones entre lso temperamentos y los rasgos predominantes.



Carpe Diem!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada